Tablones, bibliotecas… el mejor lugar para publicitarte en Santiago

Tablon de anuncios de una facultad

El hecho de que Santiago sea una ciudad universitaria hace que un amplio porcentaje de sus habitantes durante el año visiten tanto facultades como bibliotecas y que pasen mucho tiempo en las instalaciones universitarias… mirando a las musarañas en los tiempos de esparcimiento. Es por eso que los tablones de las facultades y las paredes de las bibliotecas son un lugar estratégico para cierto tipo de publicidades…

Muchos son los que buscan compañero de piso para compartir gastos y poder optar a un piso de más de una habitación que suelen ser los más económicos, los que están en mejor estado y los más fáciles de encontrar. Un cartel con el típico “se busca compañero de piso” puede bastar si sabes donde colocarlo. Los corchos de las facultades son el mejor sitio para este tipo de reclamos.

Muchos otros venden apuntes, (trabajos…) u ofrecen clases particulares para los de cursos menores o para enseñar el idioma a los alumnos de intercambio. El mismo procedimiento que con el “se busca compañero” podría ser una óptima estrategia para conseguir unos ingresos extras a final de mes gracias a nuestros conocimientos académicos, los cuales interesan a muchas otras personas.

Finalmente no son pocos los que organizan fiestas o conciertos y eso es algo que a los estudiantes suele gustar. Basta con un par de carteles bien grandes en los lugares más concurridos de las bibliotecas para que la afluencia a los mismos sea masiva ya que en los ratos libres, el evento programado será la comidilla y el boca a boca expandirá la hora y el lugar de dicho festival para que nadie falte…

Más información – Campus Sur: Lugar excepcional para los estudiantes y habitantes de Compostela

Te puede interesar

Categorías

Conciertos

Diego Calatayud

Licenciado en Filología Hispánica. Nací en Santiago y viví en esta ciudad a lo largo de toda mi vida. En los diversos artículos trataré de daros mi particular visión de la ciudad. ¡Sed bienvenidos a Compostela!

Escribe un comentario