Nadalxogo encandila a los niños

Nadalxogo abrió ayer sus puertas y el Multiusos Fontes do Sar se llenó de niños para ver el espectáculo de arte acrobático chino SanXia, el embrujo de los malabarismos exóticos. Mil pequeños desfilarán cada día y hasta el 4 de enero por este mundo de ilusión en el que, en un único espacio, no hay tiempo que perder: cuentacuentos, música, taller de papiroflexia, exposiciones de literatura infantil y juvenil y hasta un rincón de lectura.

Los más pequeños tienen sus propios parques de juegos adaptados y la oferta lúdica es más que amplia: pista de coches de choque, carrusel, hinchables y talleres de cestería, encuadernación, abalorios, gomaespuma, plástica, camas elásticas, esgrima, tenis de mesa… Y, de propina, una actividad extraordinaria cada día.

La inauguración oficial corrió a cargo de la compañía de arte acrobático SanXia de China, un nombre que alude a las Tres Gargantas del Yantsé. Los espectáculos de este grupo recogen todas las habilidades acrobáticas: contorsión, equilibrio, vuelo, malabares y sus combinaciones.

Los números, desplegados en una hora de duración, fueron presentados con continuidad, energía, bonita puesta en escena, algo de humor y alta exigencia técnica.

Y es que este grupo, surgido en 1956, ha obtenido numerosos galardones nacionales e internacionales, desde que fuera declarado por el Gobierno de China como «grupo avanzado de la cultura nacional», lo que les llevó a muchos países europeos, asiáticos y americanos. El grupo está integrado por once artistas y cuatro auxiliares.

El espectáculo encandiló a los varios cientos de niños que acudieron ayer a la inauguración oficial de Nadalxogo (19.00 horas). De hecho, dos horas antes el Multiusos ya comenzó a llenarse con los más pequeños de la casa, ansiosos por ver las novedades de la actual edición, un programa municipal concebido para que «as familias atopen un espazo onde compartir estas festas de Nadal e poidan conciliar traballo e familia», según la edila de Educación, Guadalupe Rodríguez. Empieza así todo un paraíso de juegos y actividades.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario