La crisis se deja notar en Compostela

La cola del paro

La crisis que está sumiendo el país se nota en todos los sitios y por desgracia Santiago de Compostela no iba a ser menos y está teniendo problemas como el resto de municipios. Muchos son los indicadores de que la bonanza económica no está precisamente instalada en la ciudad y parece que los efectos del retroceso económico van a persistir en los siguientes años, por lo que toca apretarse el cinturón y capear el temporal como buenamente podamos.

Y es que los habitantes de la ciudad están notando en sus propias carnes la depresión económica que asola el país fruto del mal hacer de políticos, banqueros, especuladores y constructores inmobiliarios a lo largo de estos últimos años, lo cual no parece muy justo ya que son las personas de a pie las que pagan el pato por algo que no es fruto de su mala praxis, sino de la clase dirigente que como siempre se lava las manos. Sin embargo es la realidad.

Las consecuencias de la situación actual se pueden palpar en el día a día. No hay más que salir a la calle para ver la cantidad de pequeños y medianos comercios que se ven obligados a cerrar ya que no pueden hacer frente a los alquileres o a los gastos derivados de unos negocios que cada vez reportan menos dinero a sus dueños ya que los clientes, es decir, el resto de la población tampoco tiene demasiado dinero como para consumir. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Además el porcentaje de santiagueses que está en el paro es cada vez mayor y tan solo hay que hablar con amigos y conocidos para darnos cuenta de cuántos de ellos se encuentran sin trabajo o están laborando en precarias situaciones, con demasiadas horas, poco sueldo y unas condiciones de contrato en las que pueden ser despedidos en cualquier momento incluso por ponerse enfermos más de 12 días. Mientras tanto los recortes en sanidad y educación (ahora que empieza el curso) siguen adelante… a la par que la subida del I.V.A. (Y mientras tanto banqueros y políticos sonríen porque nosotros pagamos su deuda. No es para menos… tienen poder… y esclavos).

Más información: El Milladoiro, ciudad dormitorio de Santiago en pleno crecimiento

Foto: europapress.es

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario