Consejos prácticos para recorrer el camino de Santiago

camino-santiago

Cada año, cientos de aficionados al turismo aventura realizan vuelos a Santiago en su afán de vivir la irresistible e incomparable experiencia de recorrer el famoso “camino de Santiago“. Si bien la mayor parte de los excursionistas emprenden su ruta a pie, cada vez más se animan a recorrerla a caballo o en bicicleta.

Los caminos están muy bien señalizados y descritos en guías específicas. Aunque es de vital importancia dedicarle especial atención al tráfico de vehículos. En lo que concierne a la vestimenta, es conveniente seleccionar prendas de tonos vivos, de forma que los conductores que transitan por la ruta puedan identificarlos correctamente.

Quienes deseen emprender su viaje a caballo, deberían ser más minuciosos al momento de preparar tanto al animal, como el equipamiento. La preparación del caballo incluye el entrenamiento, la selección de vacunas, entre otros pasos más.

camino-santiago2

A lo largo del viaje, los jinetes deben realizar paradas para vigilar el estado del animal, controlar su higiene, su alimentación y comportamiento.

Los meses de primavera y otoño ofrecen las condiciones idóneas para recorrer el Camino de Santiago. Las exigencias climáticas del verano y del invierno pueden generar numerosas complicaciones para los aventureros.

Los alojamientos, por lo general no admiten reservas. Tradicionalmente han tenido prioridad los peregrinos más necesitados, como los que se trasladan a pie, los minusválidos, quienes viajan a caballo, etc. Los huéspedes deben respetar las normas de convivencia durante su estancia en estos albergues.

Te puede interesar

Escribe un comentario