Xerardo Estévez decidió cobrar 1.400 euros a los concellos por cada salida de emergencia

Las palabras se las lleva el viento, pero no es así con las palabras escritas. El conflicto de los bomberos de Santiago y su ámbito de actuación es una vieja polémica. En 1996, el entonces alcalde de Santiago, Xerardo Estévez, harto de atender las demandas de emergencia de los municipios limítrofes sin recibir nada a cambio, tomó la decisión de cobrar 229.000 pesetas (1.380 euros) por cada salida. La noticia cayó como una bomba en la comarca y los alcaldes acusaron a Santiago de falta de solidaridad. El por entonces portavoz municipal, Xosé Sánchez Bugallo, salía en defensa del parque municipal de bomberos y recordaba que el ámbito de los efectivos era exclusivamente Santiago. Sus palabras iban más allá y decía que las salidas de los bomberos a los alrededores, fuera de su competencia, ponían en riesgo la seguridad urbana. Argumentaba que el servicio lo pagaba Santiago.

Otra coincidencia curiosa es que el alcalde socialista de Ames, Carlos Fernández, coincide ahora con Astray (alcalde de Ames en 1996 por el PP), cuando advierte a Santiago de las responsabilidades de no atender las emergencias.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario