No habrá Internet gratis en el corazón de Santiago

A partir de mediados de diciembre empezará a funcionar en el casco histórico la red Wimax. Así lo anunció ayer la concejala de Rehabilitación, Olga Pedreira, tras realizar las primeras pruebas del funcionamiento de la red en la plaza do Obradoiro.

Acompañada del jefe del departamento de Informática de Raxoi, Jesús Rodríguez, y del responsable de la empresa Colabora, adjudicataria de la instalación de la red, Jesús Díaz, la concejala comprobó el funcionamiento del servicio, y se mostró satisfecha con el ritmo de trabajo, “que va siguiendo los plazos y ritmos que teníamos marcados”, con lo que está convencida de poder cumplir el compromiso de ponerla en funcionamiento durante el próximo mes.

La red sin hilos iCompostela es una iniciativa de la concejalía de Rehabilitación y Casco Histórico, enmarcada dentro del Plan Avanza, “un proyecto piloto con el que pretendemos ampliar los servicios de banda ancha, ofrecer conectividad móvil, desarrollar los servicios municipales en línea, dar acceso Wifi y puntos de información contextual”.

Asimismo, y en colaboración con la concejalía de Promoción Económica, está previsto poner en marcha una campaña para la distribución de routers en régimen de cesión entre los comercios de la zona monumental. Serán un máximo de cincuenta.

La red tendrá cobertura en once plazas públicas: Platerías, Quintana, Toural, Abastos, Fonseca, Obradoiro, Cervantes, Porta do Camiño, Universidade, Mazarelos y el parque de Belvís.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario