El Botafumeiro, todo un símbolo de la Catedral de Santiago

Imagen de previsualización de YouTube

La Catedral de Santiago es todo un símbolo, no sólo de Galicia, sino de España y Europa. Dicen que el continente europeo se vertebró en torno a las peregrinaciones a la tumba del Apóstol, convirtiendo a esta Catedral en un eje clave del intercambio de ideas y pensamientos.

Dentro de ella, uno de los elementos más destacados que la han hecho famosa en el mundo entero es el Botafumeiro, o más bien, el vuelo del botafumeiro.

Se trata de un incensario de grandes dimensiones que se mueve desde la cúpula central de la Catedral, desde donde cuelga por un sistema de poleas, hacia las naves laterales.

Son necesarios ochos hombres para moverlo, conocidos como ‘tiraboleiros’, ya que su peso es de 53 kilos y mide un metro y medio. La cota más alta de su balanceo está en torno a los 20 metros, y puede llegar a alcanzar la velocidad de 68 km/h.

El Botafumeiro se utiliza por motivos litúrgicos y funciona en las principales solemnidades de la Catedral, durante la procesión de entrada, o al finalizar la Eucaristía.

Botafumeiro

Sobre el origen de su uso hay dos versiones. Las fuentes más históricas lo describen como un un genial invento para paliar y suavizar el olor de las devotas muchedumbres de peregrinos que se acercaban a la ciudad tras kilómetros de peregrinación. No debemos olvidar el poco apego a la higiene que tenían los ciudadanos de la Edad Media.

Por otro lado, para la Iglesia este enorme incensario quiere simbolizar la verdadera actitud del creyente: así como el humo del incienso sube hacia lo más alto de las naves del templo, así también las oraciones de los peregrinos deben alzarse hacia el corazón de Dios. Y así como el aroma del incienso perfuma toda la basílica compostelana, de igual manera el cristiano, con sus virtudes y el testimonio de su vida, debe impregnar del buen olor de Cristo la sociedad en la que vive.

Para verlo, además de los días más importantes que marca el calendario eclesiástico, todos los viernes del año (excepto el Viernes Santo), durante la misa de las 19:30 h. funciona el Botafumeiro como ‘Ofrenda del Peregrino‘, un homenaje de la ciudad de Santiago a todas las personas que día tras día llegan a la Catedral.

Te puede interesar

Categorías

Costumbres

María Ibáñez

Soy Gestora de Información y Documentación (la manera fea de llamar a los bibliotecarios y archiveros). Me gusta viajar, descubrir las ciudades, fijarme en los detalles, las anécdotas, la historia, exprimir las guías y contar aquello veo y descubro. He tenido la suerte, además, de poder vivir en varias ciudades españolas y alguna del extranjero.

Escribe un comentario