Comiendo algo en el paseo de La Alameda

Almendras garrapiñadas

Cuando hablamos de las fiestas del Apóstol hablamos de Santiago, y hablar de Santiago es hablar de un lugar de Galicia, por lo tanto… no hay fiesta que se precie si no abunda la comida.

Por supuesto La Alameda, centro neurálgico de estos días de celebración no iba a ser menos… y como cada vez que las atracciones y las ferias acampan allí, el olor que inunda la zona incita a llevarse a la boca un buen bocado.

Y es que no son pocos los puestos de comida que nos ofrecen suculentos manjares justo al lado de las ferias… y además para todos los gustos.

Podrás degustar algún que otro plato exótico, podrás ir a lo de siempre: el churrasco o el pulpo de la tierra, y por supuesto podrás repostar rápidamente con una hamburguesa, un perrito caliente o un bocadillo de lo que prefieras…

Pero por supuesto también habrá postre: helados, algodón de azúcar, multitud de frutos secos garrapiñados (me pirran los cacahuetes, tengo que admitirlo) o incluso enormes y azucaradísimas gominolas son algunas de las opciones con las que podrás culminar tu menú sin moverte de la Alameda para no perderte ni un segundo de lo que allí ocurre.

Buen provecho festivo

Más información –

Foto – Commons

Te puede interesar

Escribe un comentario