Viviendas y negocios disfrutarán de un sistema ampliable en el futuro

A falta de efectuar las últimas comprobaciones, todo está listo para que eche a andar el Internet. El Concello tiene lista una campaña informativa para que todo el mundo conozca bien el sistema que proporciona el wifi y las posibilidades y ofertas que depara a los usuarios. El casco histórico es el ámbito al que llega la red wimax, pero el Ayuntamiento tiene la aspiración de que en el futuro se vaya extendiendo por otros lugares del municipio.

El acceso a la zona histórica está propiciado por la cobertura que ofrecen las antenas instaladas en en el Pedroso, Fonseca y San Agustín.

El disfrute de Internet merced a la red wimax para los domicilios y empresas tendrá un coste de 25 euros mensuales para los hogares y 39 para los negocios. En las viviendas habrá un servicio gratuito también, pero reducido en el tiempo de consulta y referido esencialmente a páginas de administraciones y de medios de comunicación.

A fin de facilitar su uso, particularmente al comercio, los promotores de la instalación pondrán en marcha un programa para la distribución de 50 routers en régimen de cesión al colectivo empresarial. Cada uno tiene un precio de 140 euros. Todo ello se hará a través de un contrato de conexión a la red wimax, que implicará la identificación del establecimiento que implantó el sistema.

El Internet sin cables estará al servicio de los compostelanos en los próximos días. Los responsables de la puesta en marcha de la red wimax, que da acceso a dicho servicio, mantuvo este fin de semana una reunión preparatoria para iniciar el proceso de comercialización en el casco histórico. Vecinos y comerciantes tendrán derecho a este acceso, que de ninguna forma puede ser gratuito. La gestión de todo este proceso se le ha encargado a una empresa denominada Colabora Ingenieros.

En los próximos días, y como fase previa al funcionamiento de Internet sin cables en negocios y domicilios, el departamento de Rehabilitación e Cidade Histórica realizará una amplia campaña en la que se informará a la ciudadanía de la red wimax.

Está en marcha ya, sin embargo, uno de los servicios sin cables que se van a ofrecer complementariamente en el casco monumental, y es el acceso a Internet en varias plazas céntricas a través de wifi. Las zonas en donde está ya instalada este red son Praterías, Quintana, Toural, Fonseca, Obradoiro, Cervantes, Porta do Camiño, Mazarelos, praza da Universidade y Praza de Abastos. A estos escenarios se ha añadido el ámbito de Belvís, a modo de experiencia del funcionamiento de Internet en un parque compostelano.

Esas instalaciones están abiertas al público, y la propia concejala de Rehabilitación, Olga Pedreira, anima a los ciudadanos a hacer uso de las mismas y comprobar su funcionamiento. No son muchas las personas que han probado aún el servicio de wifi, pero quienes lo hicieron pudieron verificar que está funcionando bien.

Quienes accedan a la red en esas plazas, pueden hacerlo de forma gratuita. Pero no enteramente. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones impide que la gratuitad sea total durante todo el período de tiempo que uno desee conectarse. Por tanto, estará con una limitación temporal. Al acceder, un portal mostrará las instrucciones de uso y el tiempo de conexión en el que uno puede permanecer, junto con un reloj que va marcando ese período.

Olga Pedreira hizo una llamada a los ciudadanos para que comprueben el funcionamiento del servicio de wifi a fin de que el Ayuntamiento pueda ver si se considera satisfactorio su rendimiento antes de introducirse en el servicio de pago. Se podrá comprobar el caudal de bajada de datos y si existe algún tipo de incidencia que obligue a actuar para subsanarla.

De cara a dotar del servicio a los residentes y al comercio de la zona, la empresa encargada de la puesta en marcha de la red wimax está procediendo a efectuar las mediciones necesarias para ver si desde la estación base se puede dar el servicio a todas las calles en lo que concierne al acceso a las viviendas. Hay varios domicilios con carácter de prueba en los que se verificará si es necesario instalar alguna antena o algún tipo de equipamiento a mayores. En esta fase está la empresa Colabora, pero el funcionamiento se puede observar en la wifi gratuita de las plazas públicas.

Fuente: La Voz de Galicia 1 y 2.

Te puede interesar

Escribe un comentario