Una ‘animalada’ de lo más curiosa

Para todos aquellos a los que les gusten las curiosidades, la Semana Verde es un lugar más que adecuado para acercarse a todo tipo de artículos o aparatos curiosos o de última generación. Aun así, el pabellón dedicado a las mascotas es uno de los más concurridos y vistosos del recinto ferial silledense, que incluso cuenta con ratones fluorescentes.

En este lugar varias empresas españolas, como El Bosque o Happy Pet (ambas de la capital), centraron la atención de muchos de los visitantes, especialmente de los niños, con animales como las pitones, las boas o los dragones barbudos, que, de acuerdo con el propietario de Happy Pet, Emilio Canet, “están bastante de moda, ya que su mantenimiento es muy fácil. Sólo hay que darle de comer cada quince días sus ratones y con eso tienen suficiente”.

Los precios de los reptiles pueden variar desde los 100 euros que puede costar un camaleón, a los 4.000 que se pagarían por el reconocido como “uno de los últimos dragones que existen en el mundo”, o los entre 2.000 y 3.000 euros por los que se puede adquirir una boa albina.

Los que prefieran mamíferos, pero algo más atípico, pueden acercarse por el stand donde se venden hurones. Según indican los del gremio, ésta será la mascota del futuro, ya que “los cuidados son como los de un gato, pero les gusta mucho más jugar”. Suelen durar “unos ocho años” y el precio varía entre “los 190 y los 250 euros”. Para los tradicionales, también la Semana Verde cuenta con un espacio dedicado a los perros, especialmente a los yorkshire, los shih-tzu, caniche toy y chihuahua, tan factibles para tenerlos en los pisos y cuyo precio varía entre los 400 y los 600 €.

También curioso resulta el stand de la primera funeraria de mascotas gallega, Saservi 21. Esta empresa recoge la mascota en el lugar donde haya fallecido y la traslada a Cerceda para su posterior incineración. El servicio cuesta entre 60 y 100 € de media.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario