Últimos trámites para la renovación integral de Romero Donallo

Era el primero de los polígonos que se iban a desarrollar según el Plan Xeral del año 1989, y se ha convertido en el último. Veinte años después el suelo urbanizable programado (sup) número 1 de Romero Donallo, que abarca desde la avenida de Rosalía de Castro hasta el vial Antón Fraguas, está a punto de comenzar a urbanizarse.

El Ayuntamiento acaba de sacar a la luz pública el estudio de detalle de la manzana número seis del polígono, el inicio de las obras está cada vez más cerca.

Al mismo tiempo, también se aproxima el final para los solares que salpican el lateral sur de Romero Donallo, y también para el emblemático cine Avenida, una de esas salas de barrio en las que disfrutaron numerosas generaciones de compostelanos.

Cerrado desde finales del siglo pasado, este antiguo cine sufrió un incendio en 2005, y desde entonces apenas conserva más que las cuatro paredes, con todas las entradas tapiadas.

Su derribo permitirá la conversión de esta parcela en un parque público y una zona comercial. Asimismo, parte de los terrenos se utilizarán para la ampliación de las instalaciones del instituto Eduardo Pondal.

De esta forma, se completará no sólo la urbanización de Romero Donallo, sino también la de la avenida de Ferrol. Este nuevo parque se completará con las aportaciones de otros dos suelos que se están desarrollando en la zona, y dispondrá de una superficie total de 30.000 metros cuadrados. En el futuro está previsto incluso dotarlo con un gran equipamiento deportivo.

El desarrollo de esta manzana permitirá además completar definitivamente la reurbanización de Romero Donallo, igualando la fisonomía del tramo más próximo a la avenida de Rosalía de Castro con el resto de la calle.

Por otra parte, los restantes edificios completarán también el tramo comprendido entre esta última calle y el vial Antón Fraguas, donde en la actualidad sólo existen dos bloques de viviendas. El diseño de estas construcciones ha corrido a cargo del arquitecto César Coll.

Por último, en la parte inferior, en las proximidades de la rotonda de Galuresa, se abrirá una plaza pública. Estos espacios estarán unidos por debajo de las vías del tren con el parque de Eugenio Granell y las nuevas urbanizaciones de Cornes.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario