¡Ojo con los precios peregrino!

Peregrino subiendo una cuesta

Que en Galicia somos gente afable y hospitalaria con los que vienen de fuera es algo que todos saben y que  en la mayoría de nuestros comercios esa afabilidad y esa hospitalidad se tiene en cuenta para tratar con los peregrinos no es ninguna novedad, ya que somos conscientes de lo importantes que ellos son para la economía de la ciudad… sin embargo en todas partes hay aprovechados…

Y es que los peregrinos deben de tener mucho cuidado ya que en la ciudad ya ha habido casos en los que un comerciante trata de incrementar el precio aprovechándose así de la ignorancia de los peregrinos que no saben (ni tienen por qué saber) los precios habituales de las cosas en la ciudad en la que están de visita para pasar unos días, lo cual empaña la imagen de la Compostela real en la que la gente es honrada… salvo vergonzosas excepciones.

Ha habido casos e incluso denuncias y pleitos ganados de peregrinos contra restaurantes que les cobraron una cantidad que no se correspondía con la del precio que tenían en carta para los “clientes nativos” (por decirlo de alguna manera). También a la hora de tomar un taxi hay que estar al loro con la picardía del camino largo, que si bien no todos los taxistas usan (ni mucho menos!) es habitual triquiñuela de algunos de ellos (como en todas las ciudades…)

Más información – La figura del peregrino en Compostela 

Foto – Personales Unican

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario