El número de recién nacidos creció casi un 30% en Santiago en seis años

Poquito a poco la natalidad va dando un pequeño respiro a la demografía de la comarca compostelana. En la última década, el número de partos atendidos en el Hospital Clínico Universitario ha ido aumentando progresivamente, y si en el 2002 nacieron en este centro sanitario 2.337 bebés, en el pasado 2008 lo hicieron ya 2.977, lo que supone un crecimiento cercano al 30% en seis años.

Concellos limítrofes a Santiago como Ames o Teo están haciendo mucho por estas cifras, hasta el punto de que el 2008 registró el mayor incremento de nacimientos desde el año 2003, con 225 bebés más en el Clínico respecto a la cifra registrada en el 2007. Este bum que llevaba ya una larga trayectoria se frenó el año pasado, cuando apenas se registró un avance en el número de partos, pero parece que el 2008 ha valido para recuperar esta tendencia positiva.

El número de partos alcanzó los 2.922, ya que hubo 58 que fueron múltiples, una cifra muy similar a la de años anteriores. En cuanto al sexo de los bebés, lejos queda la teoría de que nacen más niñas que niños. Tanto en el 2007 como en el 2008 el porcentaje mayoritario lo constituyen los varones, aunque con escasa diferencia (1.479 niñas por 1.498 niños). De hecho, desde el 2002 siempre ha habido en el hospital universitario más nacimientos de varones que de hembras.

Otra tendencia que sin embargo parace mantenerse e incluso acrecentarse es la maternidad tardía. La incorporación al mercado laboral de la mujer, y las circunstancias sociales y económicas siguen posponiendo la decisión de tener un hijo, por lo que la edad media está ya en los 31,64 años, un poco más avanzada que en el 2007 (31,35).

Uno de los objetivos y consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es reducir el porcentaje de cesáreas respecto al total de partos, ya que en los países occidentales es muy elevada esta práctica quirúrgica. En Estados Unidos se aproxima al 50% (en la sanidad privada), en los países nórdicos uno de cada cinco partos se producen de esta manera, y en el resto de países europeos las cifras oscilan considerablemente, pero siempre superando la recomendación de la OMS, que opta porque no se supere el 10% del total.

En Galicia la tasa se sitúa en torno al 25%. En este sentido, el complejo hospitalario de Santiago ha conseguido reducir en el 2008 el porcentaje de cesáreas respecto al total de partos en un 6,15% en el último año, pero situándose aún en un 22,83%. En concreto, el número de nacimientos vaginales subió un 10% en un año (2.255), mientras que el de partos por cesárea solo un 1,68% (pasando de 656 en el 2007, a 667 en el siguiente ejercicio).

Otro de los objetivos de la Consellería de Sanidade en esta legislatura fue el de extender la epidural a todas las usuarias que así lo solicitasen. En el 2007, el 65% de las mujeres que tuvieron un parto vaginal contaron con este tipo de anestesia.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario