El estreno del parquin y el nuevo vial aliviarán los accesos al CHUS

El hospital Clínico refuerza servicios con el estreno de un nuevo vial de acceso y 400 plazas de parquin. Además de aliviar el tráfico, la prolongación de la avenida Barcelona permitirá integrar el centro sanitario en el casco urbano. Así, a través de una de las principales arterias del barrio de Santa Marta, tanto los trabajadores como los usuarios del complejo dispondrán de una entrada alternativa. Aunque las conexiones desde la calle Rosalía de Castro y el periférico han sido resueltas, el enlace del complejo de A Choupana con Mestre Mateo sigue siendo una cuenta pendiente. El nuevo vial empalmará directamente la rotonda de la avenida Barcelona -accesible desde Mestre Mateo- con el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y el futuro Campus da Saúde.

La apertura de la calle ya estaba prevista en el diseño inicial del polígono de Santa Marta y, aunque las obras están muy avanzadas, el alcalde rehusó ayer fijar fecha de inauguración. Sánchez Bugalló aclaró, no obstante, que su estreno irá paralelo al del parquin del Clínico y, lo más probable, es que no se produzca antes de que concluya el año. Para anexionar el complejo sanitario a la avenida Barcelona será necesario acometer una reforma en el interior del hospital y salvar por completo el desnivel que deja la pendiente de acceso.

Zona ajardinada

El proyecto del aparcamiento del hospital Clínico ha estado enquistado desde 2001 hasta el pasado mes de febrero, momento en el que por fin arrancaban las obras. Con más 400 plazas, la infraestructura servirá para paliar los graves problemas de estacionamiento que sufren los usuarios del complejo. La construcción -a cargo de la empresa Metrovacesa- ronda los 11.000 metros cuadrados y tendrá dos plantas dotadas con todo tipo de elementos para que las personas con problemas de movilidad puedadan llegar hasta el hospital. En sus aledaños se acondicionará una zona ajardinada y un área polideportiva con canchas a disposición de los vecinos de la zona.

Además de los retrasos que ha sufrido el plan, la inversión tampoco ha estado exenta de polémica. El proyecto definitivo ha incorporado al presupuesto la rotonda de la avenida Barcelona y un vial en el área sanitaria. El gasto se incrementa así un 35% y supera ya los cuatro millones de euros. Pero no sólo el desembolso se ha disparado. Desde que se adjudicaron las obras -en abril de 2001-, las tarifas de aparcamiento se han encarecido casi un 30%. Estacionar durante una hora podría costar 1,86 euros, y dos, 3,72. Dejar el coche durante todo el día ascendería entonces a 13,40 €. No obstante, los precios definitivos todavía no se han concretado.

El parquin satisface una vieja demanda de los usuarios del CHUS y registrará una rotación muy fuerte, en especial por las mañanas, coincidiendo con los horarios de consultas externas.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario