Turistas… ¡Las tapas no se pagan!

Foto de una tapa al lado de una caña

Una de las cosas más graciosas que ocurren en los bares de la ciudad de Santiago de Compostela es observar la cara de recelo que ponen los turistas cuando entran a un bar y tras haber pedido una consumición, el camarero les pone encima de la mesa una tapa.

Ellos no sabe si comerla o no dado que no la han pedido y temen que al comerla se les cobre, ya que no en todos los sitios se ofrecen tapas gratis, ni mucho menos tapas del nivel y de la cantidad de la que en la capital gallega hacemos gala.

Por ello los turistas temen que sea una manera de “hacer picar a los guiris”, e incluso algunos de ellos llegan a recordar al camarero que ellos no han pedido nada de comer, ante lo cual suele venir una pequeña sonrisa y una explicación acerca de la hospitalidad y generosidad de (casi) todos los hosteleros de la ciudad.

Así que ya lo sabéis turistas. ¡No tengáis miedo e hincad el diente a lo que se os ponga por delante: si no lo habéis pedido nadie os lo cobrará, se trata de una manera de agasajar a los clientes!

Más información – Vinos y tapas en Compostela

Foto – La hora de la tapa

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario