Tres cuartos de hora de cola

Tal y como manda la tradición, en el primer día nublado Santiago se llenó de visitantes, entre los que acuden directamente a la ciudad, y los que se encuentran en las playas de las proximidades y decien aprovechar que el día no es apto para el baño para recorrer la zona monumental compostelana.

Así, desde primera hora de la mañana la Catedral y su entorno fueron un auténtico hervidero de personas que, además de acudir a misa y a conocer el interior del monumento, también hicieron uso de todos los recursos turísticos de la ciudad, desde el tren hasta las visitas guiadas.

Especial afluencia registraron algunas zonas de la Basílica, como el pasillo que permite acercarse a la imagen del Apóstol en el altar mayor y darle el tradicional abrazo. La fila cubrió en todo momento la girola completa, y la lista de espera llegó en los momentos de mayor afluencia a rondar los tres cuartos de hora.

Asimismo, en el resto de la Catedral prácticamente no cupo un alfiler durante todo el día, sucediéndose las aglomeraciones de misa en misa. Una nutrida afluencia que también se registró en la Oficina del Peregrino.

De hecho, junto a los numerosos turistas y visitantes que acudían a disfrutar de los puestos instalados en la Alameda para las Fiestas del Apóstol, también se pudo contemplar a gran cantidad de caminantes, y las mochilas y el golpeteo de los bastones fueron la tónica en toda la zona monumental.

Una asistencia que se fue incrementando a medida que avanzaba el día, y que se hizo notar de forma especial en las actuaciones previstas dentro del programa festivo, tanto en las Xornadas de Folclores Galego, como en las actuaciones en O Toural y el parque de la Alameda.

Festa do Escalo

Pero las celebraciones no se limitaron a Santiago, sino que ayer tuvo lugar también la celebración de la Festa do Escalo en Chaián, donde se dieron cita numerosos pescadores para participar en la trigésimo cuarta edición de esta competición deportiva que organiza una vez más la Sociedad de Caza y Pesca A Venatoria, de Santiago.

Entre los numerosos asistentes se encontraba el concejal delegado de Deportes del Ayuntamiento de Santiago, Andrés Fariña, que fue uno de los encargados de entregar los trofeos .

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario