Trazado definitivo de la variante de Noia

La ansiada circunvalación de Noia está hoy un poco más cerca. La Consellería de Política Territorial, Obras Públicas e Transportes sacó ayer a concurso, según publicó el Diario Oficial de Galicia (DOG), la redacción del proyecto de la variante de Noia con un presupuesto de un millón de euros.

El proyecto que ahora se diseñe deberá tener en cuenta las características contempladas en el expediente de información pública, en el estudio informativo y en el de impacto ambiental, aprobados meses atrás. La nueva infraestructura tendrá una longitud total de 9,45 kilómetros desde su inicio (en la conexión con el corredor Brión-Noia), hasta Taramancos, con el trazado debatido con los agentes sociales y económicos de la zona y seleccionado posteriormente por la Xunta (la llamada opción A), “por ser el más ventajoso desde el punto de vista técnico, ambiental y de articulación del territorio”. La elección de este trazado, el más próximo al núcleo urbano noiés, frente a las otras dos alternativas, fue presentada por Política Territorial el pasado mes de abril.

En cuanto a las características constructivas de la carretera, ésta será una vía de alta capacidad en todo su recorrido, por lo que se configura como una infraestructura de altas prestaciones y de elevada seguridad para los usuarios. Además, los primeros 4,8 kilómetros, desde el corredor Brión- Noia hasta la conexión con las carreteras provinciales CP-1104 y CP-1105, están diseñados para su desdoblamiento en autovía en el momento en que la intensidad de tráfico así lo requiera.

Seis enlaces

La futura variante de Noia contará con un total de seis enlaces. Serán los de San Paio (de conexión con el corredor Brión-Noia con la carretera AC-543), polígono de Auga Levada, Fialla (con la AC-543), Portobravo (con la AC-311 y la AC-308), el de San Lázaro y el de Ponte San Francisco (que conecta con las carreteras provinciales CP-1104 y CP-1105).

Cabe destacar que el enlace de Portobravo fue reordenado de modo que contempla una vía de conexión entre los núcleos de A Rasa y Portobravo, que dará servicio directo al núcleo urbano de Lousame y su área industrial. Asimismo, a la altura de Taramancos, la variante tendrá una conexión con la carretera AC-550 y queda previsto el posible desarrollo futuro de un enlace a la altura de la localidad de Argalo.

El proyecto de la variante de Noia contempla también la construcción de tres viaductos: uno en A Xunqueira, sobre el río Tállara; otro en el río Traba; y un tercero en el núcleo poblacional de Argalo. Finalmente, la obra incluye también un túnel en Sobreviás de seiscientos metros de longitud, que se creará a la salida del viaducto de Tállara.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario