Raxoi promete eliminar los charcos del mercadillo en un plazo de siete días

Los vendedores ambulantes del mercadillo de Salgueiriños dirán adiós en breve a las bolsas de agua que se forman en la explanada cuando llueve. Fortunato Jiménez, portavoz de los comerciantes, confirmó ayer a este rotativo que el concejal de Infraestructuras, Bernardino Rama, se comprometió a solucionar el problema en un plazo de ocho días. Jiménez se puso en contacto con Rama, “porque en otras ocasiones que hemos tenido algún problema siempre nos lo ha arreglado”. Rama y Jiménez estuvieron estudiando sobre el terreno una solución para evitar que la zona en la que se ubica el mercadillo se inunde de agua cada vez que llueve. “Nos comentó que, en un principio, esa explanada no se había concebido para el mercadillo, sino como dársena de autobuses, pero prometió que buscaría una solución”.

Además, el concejal también se comprometió a ampliar la entrada al recinto, y a instalar una rampa para que las madres puedan acceder al lugar con carritos de bebés, ya que en la actualidad hay varios escalones que complican la entrada con carricoches. “El técnico municipal que acompañaba a Bernardino dijo que eso se arreglaba fácilmente con un poco de hormigón”.

Jiménez se mostró muy satisfecho con la rápida respuesta de Bernardino Rama. “Confío en él. Sé que lo va a solucionar”.

El portavoz de los vendedores ambulantes de Salgueiriños aprovechó para exponerle otras preocupaciones del colectivo. “Le expliqué que no estamos conformes con la actual distribución del mercadillo, porque los puestos están colocados en dos hileras laterales larguísimas y en el centro no hay nada. Pensamos que sería mejor agrupar más los tenderetes y dejar espacio para que los clientes del mercadillo puedan estacionar sus vehículos”.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario