Planes para aliviar el calor en Compostela

Piscinas de Sar

Aunque la canción que todos conocemos se refiere a la ciudad de Madrid, el “Vaya, vaya, aquí no hay playa” bien podría aplicarse a la ciudad de Compostela, de la que se suele decir que el único inconveniente que tiene y que la separa de ser un auténtico paraíso es la ausencia de mar.

Esto hace que las temperaturas sean más extremas tanto en invierno con el frío como en verano con el bochorno, y a continuación os vamos a dar tres alternativas para paliar el calor a base de baños, aunque como veremos… todas requieren algo a cambio.

La primera de ellas es la de ir a Tapia, una playa fluvial a escasos diez minutos de la ciudad… si se va en coche… por lo que si no dispones de vehículo va a ser un poco difícil que puedas llegar hasta allí.

La segunda son las piscinas de Sar… pero requieren pagar entrada, por lo que si tu economía no es demasiado boyante es posible que no te puedas permitir ir con asiduidad…

El tercero es ir a casa de algún amigo que tenga jardín con piscina… pero requiere tener amigos con dinero… y algo de morro.

Ninguna de las tres es como ir a la playa… pero todas son refrescantes y apetecibles.

Más información – Verano en la ciudad

Foto – Disfruta Santiago

Te puede interesar

Escribe un comentario