Pesadilla en Lavacolla por otro retraso de Spanair de 18 horas

Otro vuelo de Spanair y otra pesadilla. Afectada por la amenaza de un drástico recorte de personal, la aerolínea atraviesa uno de sus momentos más delicados. En el meollo del conflicto laboral, centenares de pasajeros castigados con retrasos de varias horas y cancelaciones. La compañía con sede en Palma escribía ayer en Lavacolla otro capítulo de un agosto negro. 18 horas más tarde de lo previsto despegaba del aeropuerto de Compostela el vuelo JK-5350 con destino a Tenerife Sur. Por segundo día consecutivo, la historia se repite. El enlace de Spanair JK-8653 con salida estimada de Lanzarote a las 15.45 del lunes partía de las islas con seis horas de demora (01.15 de la madrugada). La causa, “un problema técnico”, según fuentes de la empresa. Aunque las incidencias se han convertido en una constante, los portavoces de la aerolínea achacan los retrasos al incremento del tráfico en la época estival: “Puede pasar. En agosto se triplican los vuelos y, por tanto, también los retrasos”.

Como la tripulación que operó la conexión Lanzarote-Santiago había excedido el tiempo de vuelo estipulado por la ley, Spanair optó una vez más por postergar la ruta Lavacolla-Tenerife Sur con salida programada a las 20.15 del lunes. A los 163 viajeros afectados se les ofreció un bono-refrigerio para mitigar la espera en la terminal y, una vez cancelada la operación, la compañía trasladó en autobús a los usuarios que se vieron obligados a pernoctar en un hotel. Además, repartió ocho bonos de taxi para los vecinos de Santiago que desearan dormir en su domicilio. Finalmente el pasaje partía hacia las islas ayer a mediodía (14.07) con 18 horas de retraso.

Aunque Spanair lo niega, algunos usuarios atribuyen las anomalías registradas en las últimas semanas al expediente de regulación de empleo que afectará a más de mil trabajadores. Además del ajuste laboral, 15 aviones dejarán de operar entre el 15 y el uno de noviembre, y se suprimirán otras tantas rutas y frecuencias deficitarias.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario