Novatadas, estupidez suprema en las calles de Compostela

estudiante apenado

Como cada año los alumnos nuevos han llegado a Compostela y se han instalado en residencias y colegios mayores teniendo que sufrir la estupidez suprema del género humano, que lejos de facilitar la integración de los nuevos, trata de estigmatizarlos por el mero hecho de acabar de llegar: nos referimos a las novatadas, algo destinado a dejar claro que los que hasta hace poco eran novatos, son ahora los que mandan.

La verdad es que las hay de todo tipo, y la mayoría de ellas consiste en humillar públicamente a los nuevos o a vejaciones estúpidas en la calle como si quisieran hacerles saber que más les vale que ninguno de ellos destaque socialemente por encima de los más veteranos que son los encargados de perpetuar año tras año este tipo de tradiciones que se deberían haber acabado hace mucho tiempo.

Los de segundo año (Guau, que mayores!) ríen en alto mientras los novatos se mueren de vergüenza en plena calle, una vergüenza que sin duda sintieron los que ahora ríen pero que parecen haber olvidado. De entre los vetaranos o veteranas siempre hay uno que grita más que el resto y que lleva la voz cantante: no lo dudéis, ese o esa es el más inseguro de todos… por eso aprovecha para rebajar la autoestima del resto…

Foto – Formación y Estudios

Te puede interesar

Categorías

Cultura, Varios

Diego Calatayud

Licenciado en Filología Hispánica. Nací en Santiago y viví en esta ciudad a lo largo de toda mi vida. En los diversos artículos trataré de daros mi particular visión de la ciudad. ¡Sed bienvenidos a Compostela!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *