Nace el primer bebé concebido con ovocitos madurados en laboratorio

Victoria Anna Sánchez fue la primera bebé nacida en España por fecundación in vitro hace 24 años. Desde este nacimiento las técnicas de reproducción asistida han dado pasos de gigante, solucionando muchos de los problemas de esterilidad que presentan alrededor de un 20% de las parejas. Ahora, el Centro Gallego de Reproducción Humana Zygos, de Santiago, acaba de abrir nuevas expectativas con la consecución de un embarazo a través de una técnica que permite la maduración en laboratorio de los ovocitos. Con este revolucionario proceso una compostelana cumplió su sueño de ser madre, a pesar de tener un gran problema de autoinmunidad.

La doctora María Graña, directora de Zygos, subrayó que “se trata de una técnica de gran trascendencia en reproducción humana, ya que en función de la respuesta de la paciente no siempre se pueden obtener ovocitos maduros para ser fecundados o vitrificados para su uso posterior, sino que necesitará de esta técnica altamente especializada para poder madurar los ovocitos inmaduros en el laboratorio”.

“Se trata de conseguir en el laboratorio los mismos procesos que tienen lugar en el ovario de forma fisiológica. Las técnicas tan precisas desarrolladas en el laboratorio se equiparan cada vez más a los procesos realizados por la propia naturaleza”, resumió la especialista compostelana, a la vez que señaló su satisfacción “por haber logrado con esta técnica abrir otra puerta más a las parejas que no pueden tener hijos”. En este caso, el primer bebé concebido en Galicia a través de este proceso nació en el hospital Clínico de Santiago, completamente sano y robusto, ya que pesó algo más de cuatro kilos.

La aplicación de esta técnica aporta múltiples ventajas a las pacientes, ya que según la doctora Graña “se precisa una mínima estimulación ovárica y evita los posibles riesgos adversos de la hiperestimulación ovárica”.

Destacó que “aunque la tasa de embarazos con esta técnica es baja, un 30% frente al 49% en fecundación in vitro, se abren posibilidades a parejas con problemas reproductivos”. Además, en este caso, la madre sólo pudo quedarse embarazada con esta técnica, al fallar la FIV.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario