Miles de estudiantes buscan piso en Compostela

Dos estudiantes con suerte...

El curso universitario toca a su fin y como cada año miles de estudiantes tratan de cerrar los últimos flecos de cara al curso que viene y el lugar de alojamiento y estancia es uno de los más importantes. Es por ello que muchos de ellos, ya afincados en la ciudad renuevan sus contratos de alquiler, mientras que otros, que todavía no han estudiado aquí o quieren mejorar su vivienda buscan nuevas alternativas tanteando pisos en busca de una mejor habitación o de un precio menor.

No es extraño por estas fechas ver atestadas las puertas de las inmobiliarias con grandes colas en las que los universitarios aprovechan para hablar de sus proyectos de futuro o para tratar de conseguir ese compañero que les falta para completar el piso. Tampoco es raro que propietarios de viviendas se pasen por dichas colas para ofrecer en persona el alquiler de alguna de sus propiedades a los buscadores de piso.

Las residencias son otra de las opciones, que generalmente suelen ser para alumnos de primer año, cuyos padres no se fían demasiado de los nuevos hábitos de vida que sus hijos puedan adquirir en la ciudad universitaria y que por tanto prefieren alojarlos en un lugar sujeto a normas, horarios y con facilidad para alimentarse de manera correcta, faceta que muchos descuidan tras abandonar el hogar paterno.

Las farolas y las cabinas de teléfono así como las propias ventanas de muchos de los edificios de la ciudad son la tercera vía para encontrar el inmueble deseado ya que en ellas abundan numerosos anuncios, muchos de ellos escritos a mano, en los que se ofrecen pisos para compartir o directamente para alquilar entre uno o varios estudiantes.

Más información – Las Facultades santiaguesas ultiman la puesta a punto para las pruebas de acceso a la Universidad

Foto – pisosinmobiliarios.es

 

Te puede interesar

Escribe un comentario