Meixonfrío y Monte do Gozo lideran el despegue urbanístico del siglo XXI

La fumata blanca entre Política Territorial y Raxoi da vía libre a la hoja de ruta que marcará el crecimiento de Compostela en los próximos 16 años. El Plan Xeral no se renovaba desde 1989 y el que entrará en vigor en noviembre tendrá vigencia hasta 2020 (con posibilidad de prórroga otros cuatro años). Con una reserva de espacio para 37.188 viviendas y ocho millones de metros cuadrados de suelo industrial, el documento fija las pautas para construir la ciudad del siglo XXI. Si la última década ha estado marcada por el despegue urbanístico de zonas como San Lázaro, Conxo, Santa Marta, Pontepedriña y Vista Alegre, ahora llega el turno del Ensanche norte. El mayor foco de expansión se concentra en el eje Salgueiriños-Meixonfrío. El nuevo PXOM contempla la construcción de unos 10.200 pisos en los suelos repartidos entre Amio, Mallou, As Cancelas y A Pulleira. En esta área se ubicará uno de los paquetes más importantes de vivienda protegida (8.000 pisos). Con la avenida de Asturias como eje central, el nuevo Santiago norte multiplicará por cuatro la superficie del actual Ensanche (de 32 a 130 hectáreas). El desarrollo urbanístico de este núcleo utilizará el concepto de ciudad-jardín como patrón de diseño. Así, el barrio crecerá rodeado de un manto verde de 200.000 m2.

También bajo la fórmula de ciudad-jardín, se pondrá en marcha un polígono residencial en la vaguada sur de Monte do Gozo. En esta superficie, que se extiende entre la falda del Gaiás y la parte trasera del estadio de San Lázaro, se levantarán dos mil chalés. Las edificaciones se acometerán sobre un área de un millón de metros cuadrados.

Expropiación de A Muíña

La promoción de vivienda pública es uno de los pilares del PXOM. Las previsiones apuntan a que un 45,5% de los pisos contarán con algún tipo de protección. Ayer mismo daba un paso más uno de los polígonos subvencionados que ya se encuentra marcha. El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicaba la aprobación definitiva del proyecto de expropiación del SUNP-5 de A Muíña. A través del anuncio, se cita uno por uno a los afectados, que deberán comparecer en las oficinas de la rúa Bernardo Barreiro de Vázquez Varela entre el seis y el ocho de octubre. Una vez adquiridos los terrenos, podrá iniciarse la construcción de 415 viviendas en los terrenos de San Lázaro en los que se levanta la fábrica de Cuétara. 17.173 m2 se destinarán al nuevo viario público y 29.459 a dotaciones, equipamientos y zonas verdes.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario