Más de 35.000 cinéfilos en un Cineuropa marcado por el éxito del cine alemán

Tras un intensísimo mes dedicado a proyectar lo mejor del cine europeo, la XXII edición del festival organizado por la concejalía de Cultura y dirigido por José Luis Losa, llegó a su fin con el tradicional maratón, dedicado en esta ocasión a la carne en todas sus variantes, y una gran chocolatada.

Ahora, es tiempo de hacer balance, y sus organizadores destacan el “importantísimo éxito de público, ao ascender o número de espectadores á cifra de 36.944” en los más de 250 filmes.

Además y como cada año, los espectadores se mostraron muy participativos, emitiendo sus votos al término de cada película. Finalmente, la ganadora del Premio del Público en Cineuropa fue para Cerezos en flor, de Doris Dorrie, un largometraje que, según datos de la organización, “desbancou cun 8.3 o filme A onda, de Dennis Gansel, que ficou nun 8.2. Curiosamente ambos son de nacionalidade alemá, ao igual que A vida dous outros, gañadora de 2007, co que se ratifica o magnífico momento que vive o cinema alemán e a boa valoración que obtén no sempre crítico público de Cineuropa”.

En cuanto a la sección de Panorama Internacional, la película más valorada fue Capitán Abu Raed, ópera prima del libanés Amin Matalqa., aunque también tuvo una gran acogida el alemán La gran venda, de Florian Opitz, que fue el más votado en la sección Documento: memoria e presente, que examina las consecuencias de la privatización.

La lista de éxitos de la sección Fantastic Compostela, por su parte, estuvo encabezada por el filme Blindness, del brasileiro Fernando Meirelles, una adaptación libre del Ensaio sobre la ceguera, escrita por el Nobel José Saramago, mientras que en la sección Mundo Asia, la pieza más valorada fue In Love We Trust, del cineasta chino Wang Xiaoshuai.

Por último, en Doc: Music, hubo varios filmes que hicieron las delicias de los cinéfilos, especialmente Buzos haciendo surf. Un documental sobre Surfin’ Bichos, del compostelano Rogelio Abraldes, que obtuvo una puntuación muchísimo mayor que el resto.

También con sello compostelano se presentó La noche que dejó de llover, de Alfonso Zarauza, que obtuvo el Premio Paoa al Mejor Director en el Viña del Mar de Chile.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario