Los niños ya no juegan en las calles

Dos niños jugando a la consola en la calle

En Santiago de Compostela, suponemos que como en la gran mayoría de ciudades de España, se está llevando a cabo un paulatino abandono de la calle como espacio lúdico por parte de los más pequeños.

No hay más que echar la vista atrás para recordar nuestra infancia, en la que la calle lo era todo ya que en ella podíamos gozar con nuestro balón y nuestros amigos, nuestra bici, nuestros patines, la comba, los juegos como el escondite, la pilla o el polis y cacos… algo que últimamente se está perdiendo.

La tecnología (y los padres en muchos casos) tienen la culpa de esto. Y es que donde antaño estaba el aire puro y el asfalto, ahora está la videoconsola de turno, el ordenador o la televisión e incluso en algunos de los pocos niños que salen a la calle podemos notar la falta de comunicación con el resto de la chavalería, ya que en vez de jugar unos con otros se sientan en rincones con su videojuego portatil a respirar mientras se pasan una fase tras otra.

Por fortuna no son todos así, pero sí la mayoría ¿Donde están las chapas y las peonzas? Posiblemente no volverán… hasta que salga su versión para Play Station…

Más información – El parque de Ramírez, lugar idóneo para el disfrute de los peques

Foto – Gustavo Romera

Te puede interesar

Escribe un comentario