Los compostelanos ultiman los preparativos culinarios navideños

Cena de navidad

es entre otras muchas cosas (consumismo por ejemplo), sinónimo de juntanzas familiares en torno a una mesa para degustar copiosas e inbarcables cenas capaces de empachar al más entrenado en el arte de comer.

Se trata, dicen, de parte de la tradición, que incluye como no podía ser de otra manera, comer de sobras durante los tres o cuatro días posteriores.

Por ello, y ante la cercanía de la primera de esas festividades que es la Nochebuena, con la consiguiente comida de Navidad del día siguiente, la mayoría de los compostelanos ultiman los preparativos para tener todo dispuesto para dicha fecha.

Muchos son los que encargan productos para asegurarse que les lleguen un par de días antes de la mentada cena, pero otros son los que prefieren ir comprando ya y congelando para no tener prisas y chuparse interminables colas el día 23 de diciembre. Los más listos dentro del grupo de los que compran y congelan hace tiempo que tienen sus congeladores bien llenos, especialmente de marisco, producto que se sabe que encarece su precio a medida que se acercan las señaladas fechas por lo que comprándolo antes nos ahorraremos una buena cantidad que tal y como están las cosas nos vendrá muy bien económicamente.

Más información –

Foto – Kiwi Limón

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario