Lluvia, lluvia y más lluvia en Compostela

Llueve en Compostela

Lo cierto es que no es nada nuevo… y pese a todo sigue siendo noticia.

Tal vez sea porque los últimos años ha llovido menos de lo habitual y es por eso que nos extrañamos al ver la ingente cantidad de agua que está cayendo del cielo estos días… pero lo cierto es que no podemos dejar pasar la ocasión de comentar que, una vez más, se hace difícil caminar por las calles de la ciudad sin mojarse… por mucho paraguas que uno lleve.

Y es que, como hemos comentado en más de una ocasión, cuando los elementos se juntan en el cielo compostelano, lluvia y viento hacen de las suyas para que incluso el paraguas se alíe con ellos y sea un elemento humedecedor en vez de protector.

Siendo esta una web sobre la ciudad… no nos queda otra que advertiros: si venís os mojaréis… ahora bien… tal vez esta sea la única manera de conocer la auténtica y genuina ciudad de Santiago de Compostela: mojándose en sus calles mientras se aprecia la esencia del casco antiguo… ese que lleva años y años siendo mojado por las gotas de la inseparable amiga del lugar: la incensante lluvia que todo lo empapa.

Más información – Santiago, una ciudad que despierta amor y pasión

Te puede interesar

Escribe un comentario