Las grúa santiaguesa… es demasiado estricta

Grúa de policia de juguete llevándose un coche

Una de las peores cosas de los días lluviosos es la difícil tarea de encontrar estacionamiento para nuestro vehículo, incluso cuando se trata de apearse del coche cinco minutos para hacer un simple recado.

Ya hemos hablado de esto otras veces y lo cierto es que una gran parte de la ciudad está dominada por la temida zona azul, en la que uno se ve obligado a pagar. Pero es que el resto de sitios… son a veces un tanto arriesgados.

Y es que los policías que se dedican a estos menesteres en Compostela, no se lo piensan dos veces antes de dar la orden a la grúa para que enganche el vehículo (por lo cual ya tendrás que pagar aunque logres que no se lo lleven), y según se comenta, este afán recaudatorio aumenta a finales de mes, cuando hay que ponerse las pilas para llenar el cupo establecido.

Por ello te recomendamos que tengas en cuenta la rigurosidad de la grúa compostelana y que te asegures de que el lugar en el que dejas el vehículo tiene permitido el estacionamiento o de lo contrario podrías verte con un serio contratiempo cuando regreses a buscarlo…

Más información – Aparcar en Compostela

Foto – Juguetes

Te puede interesar

Escribe un comentario