La USC, un gancho para el turista

El rico patrimonio de la Universidad atrajo a más de 700 visitantes en lo que va de verano, un 26% más que en el año 2007.  El incremento hace prever un aumento de cara al Año Santo.  Multitud de peregrinos abarrotan las calles, plazas y terrazas de la ciudad estos días

Edificios como Fonseca, la Facultad de Geografía e Historia o la Casa de la Balconada forman parte del patrimonio de la Universidad. Estas propiedades se convierten cada año en uno de los reclamos principales para los turistas que llegan a Compostela. A través del programa Universidade Viva, la USC acerca sus tesoros al público en general, tanto a los turistas y visitantes como a los propios ciudadanos de Compostela.

La campaña de verano de este programa cultural, que comezó el dos de junio y se prolongará hasta el próximo treinta de septiembre, acogió hasta el momento a más de 700 visitantes, lo que supone un aumento del 26% con respecto a 2007. Este incremento hace prever un aumento considerable de cara al Año Santo.

A través de una ruta con una hora y media de duración, los visitantes pueden apreciar desde los salones más nobles y significativos de la historia de la institución, pasando por las bibliotecas más emblemáticas, recorriendo espacios de enorme carga simbólica como son el claustro e interiores de Fonseca o el Paraninfo de la Universidad, para acabar con una subida a la terraza de la Facultad de Geografía e Historia.

Los itinerarios tienen el valor añadido de ser dirigidas por investigadores de tercer ciclo de los departamentos de Historia del Arte y Geografía y licenciados.

La oferta del programa Universidade Viva, que lleva funcionando desde 2004, se centraba hasta ahora en el patrimonio histórico artístico. Desde el comienzo del curso académico 2007-2008, incluye en su red las visitas al Patrimonio Natural de la USC, que abarca una cita con el Museo de Historia Natural Luis Iglesias y una ruta por el Campus Sur. Este nuevo itinerario tiene aproximadamente dos horas de duración.

Dar un paseo por la historia de la Universidad y acercarse a lo que desde hace siglos está bajo llave son algunos de los atractivos de estas rutas culturales.

Santiago, hasta la bandera

En los últimos coletazos de agosto continúa registrandose lleno absoluto en la ciudad. Las principales calles y plazas del casco histórico están repletas de peregrinos y turistas que llegan a Compostela. Ya sea en un curioso tándem, a pie o en medios más modernos, Santiago sigue siendo punto de encuentro. El buen tiempo que se registró a lo largo del fin de semana facilitó que los visitantes saliesen a callejear y llenasen las terrazas del casco histórico de la ciudad.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario