La lacra de nuestros pabellones… no solo son las duchas sin agua caliente

Foto de unas duchas

Hace escasas semanas hacíamos una breve reflexión sobre lo triste que es que la mayoría de los pabellones de Santiago de Compostela dispongan de escasa o nula agua caliente y que los deportistas o simples aficionados que se juntan de vez en cuando para echar una pachanga y mantenerse en forma no puedan disfrutar de una ducha sin tener que sufrir las inclemencias del agua fría. Es obvio que tras hacer deporte hay que ducharse y no es mucho pedir que haya agua caliente, sobre todo a sabiendas de que se paga por las actividades que se realizan.

Pero es que la cosa va más allá, o bien por dejadez en el mantenimiento de las instalaciones o bien para evitar que “robemos” demasiada agua con nuestro “capricho” de ser limpios, en la mayoría de ellas el chorro que sale es ínfimo y sin presión: deficiente, para un buen aclarado o el tiempo que el agua cae sin tener que pulsar de nuevo el botón es inexistente, lo que obliga a hacerlo todo con una sola mano…

Pero esto no es todo, en los vestuarios de muchos de los vestuarios no hay percheros (se ve que en su día los hubo porque han quedado los restos… rotos y oxidados) y es imposible colgar la ropa…

¡Con pintar la pista de vez en cuando no llega… hay que hacer más!

Más información – Las duchas de agua fría, la lacra de los pabellones de Compostela

Foto – Nos Cuidamos

Te puede interesar

Escribe un comentario