La evolución de los videoclubs en Santiago

foto de un videoclub

Renovarse o morir. Ese es el principio básico de cualquier negocio y ha sido el lema de los videoclubs compostelanos a lo largo de los últimos años. Tanto fue así que hubo entre ellos dos tendencias claras: los que se renovaron a tiempo y lograron sobrevivir… y los que no lo hicieron y por tanto acabaron por cerrar.

Y es que el auge de internet con respecto al cine ha obligado a los dueños de este tipo de establecimientos a replantearse su identidad de arriba a abajo como en su día pasó con la novedad del dvd que dejó obsoletas las cintas vhs que eran las que se podían alquilar en este tipo de lugares y que prácticamente de un día para otro dejaron de ser un activo importante a ser una carga prácticamente inútil.

Pues bien, ahora que casi nadie alquila películas ya que pude verlas o descargarlas en la red (ya sea de manera legal o de manera ilegal), los videojuegos han sido la principal salida para los videclubs, que algo tienen que alquilar para seguir viviendo. Además han dado en el clavo ampliando los servicios que ofrecen ya que ahora también venden chucherías y snacks para acompañar la noche de juegos de quien pasa por allí a llevarse en préstamo uno de sus títulos favoritos.

Más información – Tiendas de música en Compostela

Foto – Ratoncito Pérez

Te puede interesar

Escribe un comentario