La desigualdad social se puede ver en las calles de Compostela

Persona pidiendo monedas

Como todo el mundo sabe, vivimos en un mundo lleno de desigualdades, principalmente entre los países del llamado primer mundo y el resto. Pero incluso dentro de ese primer mundo, cualquier ciudad es una buena muestra de que no todo el mundo tiene acceso a una vivienda digna (o directamente a una vivienda), y que el alimento diario y la posibilidad de asearse cada mañana no son por desgracia derechos universales.

Santiago de Compostela, no escapa a la tónica general, y por desgracia, muchas personas se ven abocadas a tener que dormir en la calle o a tener que mendigar para poder tener algo que llevarse a la boca. Lo cierto es que esto siempre ocurrió, pero últimamente con la crisis parece que la cosa ha empeorado, no solo por que más gente necesita ayuda para salir adelante sino porque cada vez es más difícil encontrar entre los transeúntes a personas cuyo bolsillo le permita contribuir con los más necesitados.

No es extraño ver los cajeros ocupados por las noches para poder dormir dentro, algo que debería avergonzarnos a todos como miembros de una sociedad que permite que algunos tengan tanto como para despilfarrar (cada vez son menos) y la mayoría pase necesidades tan básicas como las que he expuesto en estas líneas… A ver si despertamos pronto.

Más información – La crisis en Santiago de Compostela

Foto – Todo Sobre Los Sueños

Te puede interesar

Escribe un comentario