Invierno frío y lluvioso en la capital gallega

Catedral reflejada en un charco

El invierno no está teniendo piedad de los santiagueses, y es que Compostela, como de costumbre se está viendo sumida en un invierno lleno de frío y de lluvia, lo que es ya todo un clásico en la capital de Galicia.

Por ello no es de extrañar ver las calles atestadas de paraguas y a los ciudadanos con botas impermeables y todo tipo de capuchas o impermeables que eviten las mojaduras dentro de lo posible, ya que esa es una de las principales causas de las gripes, los resfriados y los dolores de garganta, enfermedades todas ellas que están muy a la orden del día en nuestra ciudad, en la que la mayoría de habitantes las tiene un par de veces al año… como mínimo.

Otra de las estampas habituales (para que luego digan que el clima no influye en la moda…) es la de enormes anoraks y jerseys gruesos, que hacen las delicias de los santiagueses que necesitan ataviarse con sus prendas más gordas para salir a la calle sin perder el calor. Su versión casera es la manta… que permite además ahorrar en calefacción y que suele reinar en los sofás de los salones, especialmente de los estudiantes.

Más información – Fría y lluviosa navidad en Compostela

Foto – Ojo Digital

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario