Herido por una explosión de gas en un piso del Ensanche de Santiago

Un hombre de 41 años, J.L.L.R., resultó herido esta madrugada por efectos de una explosión de gas registrada en un piso de un edificio de la zona del Ensanche, en Santiago de Compostela. El hombre, que presenta varias heridas y quemaduras, se encuentra en el Hospital Clínico de la capital gallega, donde está ingresado y su pronóstico es reservado, según confirmaron a Europa Press fuentes hospitalarias.

El suceso ocurrió en el 9º B de la calle de La Rosa número 23, sobre las 5.30 horas de hoy, según confirmaron a Europa Press fuentes del Servizo de Emerxencias 112. Una dotación de dos coches y siete bomberos se desplazaron al lugar, donde permanecieron hasta las 11.00 horas para estudiar el estado de los inmuebles afectados, según confirmaron fuentes de este cuerpo.

Una “gran explosión” y un fuerte olor a gas alertó a vecinos del inmueble y algunos de ellos llamaron al 112, que se puso en contacto con la Policía Local y el Cuerpo de Bomberos de Santiago, que ya conocían lo sucedido. Al lugar también se movilizó a efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y del Servizo de Urxencias Sanitarias 061.

Los bomberos llegaron a la zona y ayudaron al inquilino del inmueble, que salió por su propio pie, aunque resultó herido por la explosión. Fuentes de este cuerpo detallaron que el inmueble afectado es un ático, cuyo techo voló por los aires, como consecuencia de una acumulación de gas, en principio procedente de una bombona y que pudo estallar a raíz de una chispa originada por la entrada en funcionamiento de un electrodoméstico.

Aunque en un primer momento los bomberos estudiaron la posibilidad de desalojar el edificio e inmuebles colindantes, finalmente no fue necesario. Los bomberos realizaron labores de limpieza de cascotes y cristales y comprobaron la estructura del edificio, que “aparentemente no está afectada”, aunque deberá ser revisada por un arquitecto.

Al lugar se desplazó el juez de guardia y la Policía Científica realiza las correspondientes investigaciones sobre las causas de la explosión. Precisamente, fuentes policiales indicaron al 112 el lugar exacto en el que se produjo la explosión y que admitieron que no se descarta que fuese provocada.

Además, la mujer del propietario del inmueble, Rosa Fraga, en declaraciones a la Radio Galega, recogidas por Europa Press, reconoció que el hombre llevaba varios meses sin pagar el alquiler y que en una discusión con su marido había manifestado que “las cosas no quedarían así”, por lo que no descartó que el suceso fuese provocado.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario