Fria y lluviosa navidad compostelana

Santiago de Compostela lloviendo

Si nos atenemos a lo visto hasta ahora ya podemos hacernos una idea de como será la en Compostela: llena de lluvia y muy fria.

Y es que cuando faltan escasos días para la nochebuena, llevamos ya varios días en que las calles están completamente mojadas y que desde las ventanas no se ve otra cosa que cientos de paraguas abiertos (lo peor será a medida que se acerquen las compras y las calles estén atestadas de paraguas y bolsas).

Por si eso fuera poco, el frío es otro invitado a estas celebraciones tan típicas y por ello los mismos que llevan paraguas suelen ir bien abrigados: bufandas, guantes, gorros y plumíferos bien gordos no están demás para no sucumbir ante gripes y resfriados con tantos compromisos familiares de por medio.

Como de costumbre, en Compostela, falta solo la nieve para que la navidad sea completa, ya que lo verdaderamente raro sería celebrarla bajo los rayos del sol, algo que en Galicia no se recuerda jamás. ¿Ventajas? Por supuesto que las hay… de esta maneras entran mucho mejor las copiosas cenas calientes tan típicas de estas fechas, que a buen seguro nos harán entrar en calor.

Más información –

Foto – Viaje Jet

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario