Empapar el corazón de ‘amal’

”Siente AMAL con los sentidos”, podría ser el eslógan de este año. El Festival Internacional de Cine Euro Árabe llega a su sexta edición con un reto renovado. El de siempre, acercar dos culturas, la europea y la árabe; pero esta vez haciendo que nos empapemos del espíritu árabe a través de  nuestros cinco sentidos.

Por eso AMAL estrena logo y campaña publicitaria. Este otoño ojos, bocas, orejas, dedos y narices ilustrarán las calles de Santiago. Un sentido y un cartel distinto para cada sección del festival. El ojo representará la sección de ficción, que configura nuestra visión del mundo árabe; la boca permitirá que escuchemos a través de los documentales la voz de la realidad de esta sociedad, cuyos pequeños detalles podremos palpar en los cortometrajes – simbolizados por los dedos-.

Dos nuevas secciones se incorporan este año. Relacionada con la nariz, la degustación, ”aunque en ella participan tdos los sentidos”, tal y como explica su responsable, el Jefe de Restauración del Meliá Araguaney, Gustavo Freire. Durante la semana que dura el festival el Caney – restaurante del Araguaney- organizará unas jornadas gatronómicas en las que se podrán degustar los sabores más tradicionales de la que califica como ”la mejor embajadora de la cultura árabe”, su cocina. ”En una mesa árabe se llevan al máximo todos lo valores culturales de este pueblo: la generosidad, la hospitalidad, la amistad”, resalta Freire.

Por último la sección conciertos, que invita al público a dejarse arrastrar por el oído hacia terrenos y lugares desconocidos. Para ello un grupo del cual todavía no quieren revelar el nombre ambientará la gala de entrega de premios que se celebrará en octubre en la Sala Capitol.

La importancia de la imagen
Conscientes de que la cartelería es la mejor publicidad de este festival, AMAL ha decidido, después de 3 años, cambiar su logotipo de presentación. de nuevo se trata tan sólo de una vuelta más de tuerca: se mantiene la flor de pápiro habitual y se introduce el idioma árabe en la mancha tipográfica, con la intención de ”fomentar la idea de puente entre dos culturas”, explica Nicolás Peñalver, director de arte del proyecto.

Sin embargo la perfecta carta de presentación esta vez será el cartel general que engloba toda la campaña publicitaria. Desde la Fundación Araguaney, organizadores, no sólo quieren hacer sentir el mundo árabe con todos los sentidos, sino también invadir con él los sentimientos. El corazón, se convierte en el símbolo de AMAL 2008, definido como el ”lugar donde guardamos la fuerza que nos empuja en cada segundo a sentirnos vivos, sentir el mundo a través de nuestros sentidos. El lugar de ti que nunca pierde la esperanza”.

Esperanza
Esperanza. En árabe se escribe ‘amal’. El mismo ‘amal’ que guarda el corazón de Ghaleb Jaber, comisario del festival, en torno al éxito de esta edición, que sube el listón de la calidad. ”La selección ha sido muy difícil, nos han llegado muchas cintas. Los que nos siguen años a año lo van a notar”, asegura Ghaleb Jaber. Público que confía en aumentar aunque ”no sé por qué la temática árabe no interesa. Luego viene la desinformación y la confrontación”, lamenta.

AMAL seguirá un año más combatiendo esta desinformación lanzando con su boca mensajes a nuestros oídos, a nuestros ojos, seduciendo nuestro olfato con los aromas de sus platos, acercando Europa y Arabia con sus dedos.”La fuerza que sale desde el corazón es la que impulsa este festival”, explica Ghaleb Jaber. Y esa, nunca pierde la esperanza.

Fuente: Galiciae.

Te puede interesar

Escribe un comentario