El ‘power’ latino enciende la noche del inicio de las fiestas

El inicio de las celebraciones del Apóstol tuvieron este año un acento bien distinto al gallego: si el venezolano Boris Izaguirre fue el encargado de leer el pregón inaugural ante una plaza del Obradoiro muy animada con turistas, peregrinos y compostelanos, su compatriota, el popular cantante Carlos Baute, dio la primera nota de las muchas que se escucharán de aquí al 31 julio.

Baute hizo bailar al numeroso público congregado frente a la Catedral interpretando temas de su nuevo disco De mi puño y letra, repleto de ritmos latinos ideales para una noche de fiesta. El público, en especial el sector femenino, quedó encantando con la actuación de este huracán rubio, que no ahorró esfuerzos para hacer disfrutar a la multitud que permaneció en la plaza tras el pregón de Boris, poniendo el punto final al inicio oficial de los festejos.

Desde primera hora de la mañana, se notó que era el primer día de celebración en honor al Apóstol. Después de la misa del Peregrino, turistas de todas las nacionalidades esperaron hasta media hora para abrazar al Santo. Pero no sólo de devotos vive el Apóstol, ya que todo el mundo quiso estar presente en esta primera jornada de fiestas, que terminó dejando un buen sabor de boca entre los presentes.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario