El Estado asumirá el coste de la ampliación de la AP-9 a su paso por Compostela

El Gobierno central asumirá íntegramente el coste de la ampliación de la autopista AP-9 a su paso por Santiago de Compostela e invertirá 88 millones de euros en esta circunvalación, mientras que destinará 30 millones para iniciar los trabajos de ampliación del vial en los accesos a la ciudad de Vigo a través del Puente de Rande y a A Coruña.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, hizo este anuncio a algo más 24 horas del inicio de la campaña electoral para las autonómicas del 1 de marzo durante el acto de inicio de las obras de excavación del túnel de As Maceiras, en Redondela (Pontevedra), por donde entrará el tren de alta velocidad a la ciudad de Vigo.

Fernández de la Vega manifestó que el Ejecutivo está “plenamente comprometido” con la ampliación de la AP-9, una actuación que pretende evitar que la venta de Itínere a Citi provoque un retraso en la ampliación de la AP-9 en el entorno de las grandes ciudades -una promesa electoral realizada por José Luis Rodríguez Zapatero en las pasadas elecciones generales-.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se felicitó por este anuncio y reivindicó que es un logro por el cual ha trabajado toda su vida. Además, subrayó que la AP-9  “se ha quedado pequeña”, por lo que es necesaria su ampliación.

Touriño recordó que “hubo quien hizo daño a Galicia con su decisión” en referencia a la ampliación de la concesión “graciosamente” hasta el 2048, por parte del PP. En ese sentido, denunció que “los mismos que dicen ahora que quieren la tutela pública de la autopista” son los que en su momento “lo impidieron” al ampliar la concesión y luego privatizar la AP-9.

Obras y tiempos de viaje

Fernández de la Vega y Touriño hicieron estas manifestaciones tras asistir al acto de inicio de la excavación del túnel de As Maceiras, una obra que se realizará con dos grandes tuneladoras -bautizadas como ‘A Miñoca’ y ‘A Lebre’-, que perforarán unos ocho kilómetros de tierra durante los próximos 18 meses, hasta llegar al centro de Vigo.

Estas máquinas, similares a las que han excavado los túneles de Guadarrama, son las primeras de este tipo que se utilizan en Galicia, y permitirán que no haya afección en superficie con la entrada de la vía a la ciudad. Esta entrada se hará a varios metros bajo cota con llegada a una nueva estación -diseñada por Tom Mayne-, y las vías en superficie a la altura del barrio de Teis se recuperarán para la creación de una zona verde.

La vicepresidenta del Gobierno destacó que este túnel “va a hacer realidad una obra soñada por muchos”, y permitirá “construir progreso en Galicia”. Así, añadió que las comunicaciones y el transporte darán un “salto cualitativo”, ya que el AVE del Eje Atlántico permitirán conectar Vigo y A Coruña en una hora, y Vigo y Santiago en 40 minutos.

Además, enmarcó esta actuación en una “forma de entender España” como un país avanzado y “capaz de superar todas las dificultades”. “Que nadie lo dude, saldremos adelante”, aseveró, en referencia a la actual crisis económica, al tiempo que pidió “responsabilidad” para “remar en la misma dirección dejando atrás planteamientos partidistas”.

Por su parte, el titular del Ejecutivo autonómico afirmó que el “sueño” de la alta velocidad “no acaba en Vigo” en el 2012, y reiteró el compromiso de Galicia y España de continuar el trazado hasta la frontera portuguesa, de modo que el AVE entre la ciudad olívica y la ciudad lusa de Oporto pueda ser realidad en 2013.

Situación del eje atlántico

Actualmente se encuentran en servicio 12 tramos del Eje Atlántico de alta velocidad, entre Vigo y A Coruña, con un total de 67,5 kilómetros -de los 156 kilómetros totales del trazado-, y la mayor parte de ellos se encuentran entre la ciudad herculina y Santiago de Compostela. Precisamente en esta zona ya han comenzado las obras de electrificación.

En la parte sur del Eje, entre Vigo y Santiago, hay en servicio 27 kilómetros, mientras que el tramo entre A Coruña y Ferrol, y el de Vigo a la frontera portuguesa se encuentran en fase de elaboración de los estudios informativos. Todos los tramos se van poniendo en servicio a medida que se terminan.
El trazado, que se está construyendo con traviesas polivalentes para poder adaptarse al ancho de vía internacional, cuenta con 33 túneles -el más largo es el iniciado hoy en As Maceiras-, y 34 viaductos. Además, esta obra incluye la construcción de nuevas estaciones de tren, instalación de barreras acústicas y sistemas de seguridad, que permitan la eliminación de pasos a nivel.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario