El Consorcio de Igualdade e Benestar habilitará un piso en Santiago para maltratadas

El Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar pondrá en marcha un piso para atender situaciones de emergencia social para mujeres víctimas de la violencia de género. El gobierno local aprobó ayer la firma de un protocolo con dicho consorcio para poner a su disposición un piso de propiedad municipal para el programa de acogimiento temporal en viviendas municipales. Según la portavoz de la Xunta de Goberno Local, la nacionalista Socorro García Conde, se trata de una solución intermedia para dar acogida a los casos que necesiten de esta asistencia mientras no se pone en funcionamiento el Centro Integral de Atención á Muller previsto en el edificio donde hasta hace algo menos de un año funcionó la Casa de Acollida de Santiago.

Dicho servicio dejó de funcionar precisamente para el acondicionamiento del inmueble con ese fin, después de un acuerdo entre el Ayuntamiento y Vicepresidencia de la Xunta. La casa en cuestión ya está a disposición de Administración autonómica desde este verano, pero todavía falta su acondicionamiento. Según la concejala de Benestar Social, la socialista Mar Martín, se está a la espera de que la asociación vecinal que ocupa un bajo de ese inmueble lo desaloje para proceder a la habilitación de las nuevas dependencias, donde la Xunta concentrará esos servicios de atención integral. El colectivo vecinal, que trasladará su sede, dejará libre la parte que ocupa de ese inmueble a final de año, según Martín. La demora en la preparación de este edificio motivó el acuerdo para la habilitación de este piso, para «que non se estivese tanto tempo sen atender este servizo», explica Socorro García.

Según Mar Martín, el piso en cuestión está en condiciones de ser ocupado tan pronto como se firme ese protocolo. Solo faltaría amueblarlo, lo que se podría hacer con el mobiliario de la anterior Casa de Acollida. La edila defiende la opción de este tipo de asistencia en pisos más que en las tradicionales casas de acogida, que valora por el papel y el servicio que hicieron en su momento, pero sostiene que con los cambios legislativos y los juicios rápidos es más acertado este tipo de acogimiento para los casos de emergencia que se puedan dar.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario