El Concello instalará radares fijos de velocidad y de paso de semáforos

No detenerse en los semáforos en rojo o saltárselos a la torera puede costarle caro a los automovilistas de Santiago en el futuro, igual que correr en exceso. Es uno de los puntos que recoge el plan de movilidad sostenible que quiere poner en marcha en este mandato el Concello, dentro del apartado de prevención de infracciones. Pero el documento recoge también varias iniciativas tendentes a facilitar la fluidez de la circulación y la orientación de los conductores, junto a un mejor servicio del transporte público en una ciudad en la que el tráfico es una asignatura pendiente desde hace décadas.

Los sistemas tecnológicos de detección del campo vial y del tráfico dejan cada vez menor margen de maniobrabilidad a los conductores para cometer infracciones, y Santiago no será una excepción a la hora de incorporarlos. En ese sentido, una de las previsiones del Concello es la instalación de un mecanismo de detección de semáforos en rojo y un cinemómetro. Su principal cometido es poner de manifiesto el incumplimiento de las normas de tráfico. Saltarse el disco rojo en determinados semáforos urbanos será ya una mayor imprudencia.

Junto al apartado semafórico, el cinemómetro es una especie de radar que detectará el movimiento de los vehículos y la velocidad a la que circulan. Los dispositivos, con la captación de imágenes demostrativas, incluyen una serie de mecanismos de accionamiento y recogen el paso de los vehículos en ambos sentidos.

Una de las más mejoras más importantes que recoge el plan del Concello, para el cual se ha solicitado una subvención al Ministerio de Fomento, es la creación de una web sobre el tráfico y la movilidad en Santiago, merced a la cual la población podrá informarse de la situación de la circulación y el transporte en la ciudad. Además de prestar un claro servicio a la ciudadanía, la iniciativa contribuirá a optimizar el tránsito y la seguridad del tráfico y el transporte urbano. Los responsables locales destacan la importancia de una página electrónica de este tipo en la que la gente pueda tener una visión del entramado circulatorio de la ciudad y pueda encaminar mejor sus pasos.

Pero no será solo el ordenador particular el que realice esa función. En ámbitos estratégicos de la ciudad los conductores podrán informarse, mediante paneles electrónicos, de los itinerarios recomendados a fin de optimizar mejor sus recorridos y de tener un conocimiento in situ de cada momento del tráfico urbano. Prevendrá, de esta forma, posibles colapsos en su tránsito.

Pero los semáforos no estarán asociados únicamente a la regulación del tráfico rodado y peatonal, sin más (y a la detección de incumplimientos), sino que habrá una mayor precisión en su funcionamiento. Se presta desde el control de Raxoi una atención especial a este aspecto, pero el plan de movilidad contempla la instalación de un cronómetro destinado a optimizar el tiempo de los semáforos en el paso de los peatones. Alargará o acortará el tiempo según sea necesario.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario