El Concello de Santiago, molesto con el informe sobre el teleférico del Gaiás

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, restó importancia al informe que desaconseja instalar un teleférico para comunicar la Cidade da Cultura (CdC) con varios puntos de la ciudad al afirmar que se trata únicamente de “opiniones” y que la Unesco se pronunciará en junio de 2009.

El informe, realizado por la entidad ICOMOS-España, considera que se construye un teleférico entre el casco histórico y la CdC se estaría vulnerando la declaración de patrimonio de la Humanidad. Además de criticar el complejo del Gaiás al decir que es completamente ajeno a las claves paisajísticas del entorno y que fue construido por motivos políticos.

Para Icomos, el Concello pretende aprovechar el tirón turístico del casco histórico compostelano “para dotar de un cierto contenido (o por lo menos de visitantes)” la Cidade da Cultura.

Aunque Bugallo reconoce en una entrevista a la Radio Galega que el informe fue elaborado por expertos lamenta la visión ”hiperconservadora” de Icomos. “Santiago es una ciudad viva que crece y se transforma”, pero que eso es “compatible” con la conservación de su casco histórico.

Bugallo se reunirá a principios de este mes de octubre, en París, con el responsable de la Comisión de Patrimonio Mundial, para preparar una visita de responsables de este organismo a Santiago a principios de 2009.

Sánchez Bugallo reiteró que habrá un informe municipal, encargado a técnicos, que responda a las opiniones del ICOMOS y que las autoridades seguirán con el proyecto, aunque “se pueda matizar”. El alcalde insistió además en que el teleférico es un proyecto ”fácilmente reversible”.

Cultura dice que no se solicitó información
También la conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo, cuestionó la evaluación del Icomos. La titular de Cultura mostró su sorpresa por el resultado del estudio encargado por la Unesco. Considera que sus autores “difícilmente, pueden hacer esa evaluación, porque no solicitaron documentación sobre la ‘Cidade da Cultura’, por lo tanto no tienen datos para emitir esa valoración”, aseveró Ánxela Bugallo.

Por su parte, el conselleiro de Industria, Fernando Blanco, afirmó que se debe “tener en cuenta” el contenido del informe de Icomos. Blanco explicó que esta empresa tiene la “responsabilidad” de que se mantengan los parámetros por los que a una ciudad se le otorga el título de patrimonio de la humanidad, por lo que “si alguien actúa contra esos criterios” esa ciudad “puede dejar de ser patrimonio”, aunque precisó que “todos los informes pueden ser debatidos”.

En todo caso, parece claro que el Concello de Santiago necesita el permiso de la Unesco para construir el teleférico, al no estar en la declaración original de patrimonio de la Humanidad. El organismo internacional podría incluso denegar el permiso para la obra, y si esta se llevara a cabo en contra de su criterio, la ciudad perdería su condición.

Aunque haya que esperar a junio para conocer la decisión final de la Unesco, el informe de Icomos no deja buenas perspectivas.

Fuente: Galiciae.  Grafico: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario