El ‘cerdomóvil’ luce junto a la Catedral

“Los turistas le hacían más fotos al coche que a la Catedral”, lo que en este caso supone un éxito rotundo para quien lo afirma, Jesús Sordo, presidente de la rama de Restauración en la Asociación de Hostelería. Y el vehículo al que se refiere es un cerdomóvil, un utilitario caracterizado como Míster cocho, que va a promocionar la nueva imagen del colectivo durante las próximas dos semanas.

Y, para que el cerdito lila con ruedas -obra de una empresa ubicada en el polígono del Tambre, que recurrió a la moqueta sintética para caracterizar al animal- no se sienta extraño, ayer se estrenó en el desfile de Antroido, donde su aspecto casi pasaba desapercibido entre carrozas y comparsas. A partir de hoy empieza su tarea en solitario: durante quince días recorrerá las calles y plazas de Santiago para que tanto los profesionales del sector como los propios santiagueses se vayan quedando con su cara, y ya de paso, con el nuevo logotipo de la asociación. En esta fase de la campaña la asociación que presiden Jesús Sordo y José Antonio Liñares cuenta con la colaboración de Estrella Galicia y Jelu Hostelería, patrocinadores del cerdito ambulante. El responsable de la rama de Restauración en la asociación destaca que aunque en la capital gallega la implantación del colectivo es “casi del cien por cien”, el objetivo de la agrupación es seguir creciendo. Con más de mil quinientos asociados y presente “en cuarenta y cuatro ayuntamientos”, la Asociación de Hostelería acaba de iniciar una nueva etapa -la actual directiva cumplió hace poco un año al frente del colectivo- en la que “el lema es la calidad en el servicio”.

Para dar un nuevo impulso a la asociación se han constituido una serie de comités, y uno de ellos es el que se ha encargado de gestionar la renovación del logotipo y esta original estrategia para darlo a conocer. De cara a lograr la máxima difusión posible “habrá otros actos”, apunta José Sordo, como una campaña de promoción en el otoño.

Por lo de pronto, el objetivo de llamar la atención de la gente, como paso previo a presentarles la nueva imagen de la asociación, quedó ayer cubierto con creces durante el rato que el cerdomóvil estuvo aparcado en la plaza del Obradoiro. Hoy se pondrá en marcha, recorriendo tanto las calles de la zona vieja de Santiago como las del Ensanche, con el mismo objetivo entre oreja y oreja: dar que hablar.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario