El Camino de Invierno, una alternativa a O Cebreiro

O Cebreiro

O Cebreiro

Invierno no es precisamente la estación más recomendable para hacer el Camino de Santiago. Nieve, viento y lluvias hacen que el camino además de incómodo, resulte peligroso ante el riesgo de quedar aislado o sufrir algún tipo de accidente.

No obstante son muchos los que se animan a hacerlo y el Camino Francés es, sin duda, la mejor opción al ser el más transitado y el que cuenta con una red de albergues más nutrida. Sin embargo, este camino tiene un punto negro: O Cebreiro, una pequeña aldea lucense cargada de historia y leyenda pero cuyo ascenso deja sin aliento a los peregrinos más en forma.

O Cebreiro es el primer fin de etapa en tierras gallegas, pero en invierno muchos peregrinos optan por tomar una ruta alternativa ya que resulta difícil cruzar las montañas nevadas de la zona lucense de O Cebreiro.

Esta ruta hace que los peregrino al llegar a Ponferrada se desvíen en dirección a Valdeorras, en lugar de cruzar las montañas de O Cebreiro.

Esta alternativa se ha dado a llamar el Camino de Invierno y a partir del uno de enero de 2015 estará validada por la Oficina del Peregrino que dará el visto bueno a las ‘Compostelanas’ que presenten las personas que optaron por seguir el viaje desde Ponferrada por las localidades de Priaranza, Borrenes, Carucedo, Puente de Domingo Flórez, Carballeda de Valdeorras, O Barco para seguir en dirección a Santiago atravesando el resto de las provincias de Ourense y Lugo.

Para los caminantes que hagan esta ruta será lo mismo que si optasen por la ruta del norte, por la costa cantábrica, o incluso cualquier otra de las rutas alternativas que se presentan al Camino Francés y que están reconocidas de manera oficial.

Con este paso, el Camino de Invierno recibe la convalidación con el sello final junto a la Catedral.

Así que si os lanzáis al camino en invierno… ¡Bon camiño!

Te puede interesar

Categorías

Ocio

María Ibáñez

Soy Gestora de Información y Documentación (la manera fea de llamar a los bibliotecarios y archiveros). Me gusta viajar, descubrir las ciudades, fijarme en los detalles, las anécdotas, la historia, exprimir las guías y contar aquello veo y descubro. He tenido la suerte, además, de poder vivir en varias ciudades españolas y alguna del extranjero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *