Diseñan videojuegos para tratar ludopatía o bulimia

Desde personas que ante problemas o frustraciones se dan grandes atracones de comida, por lo que sufren de obesidad, hasta los que sólo se evaden jugando en las tragaperras, podrían llegar a superar estas patologías a través de videojuegos. ¿Realidad o ficción? Realidad. Un equipo de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), que dirige el doctor Felipe Casanueva desde el hospital Clínico de Santiago, ha diseñado unos videojuegos con fines terapéuticos para casos de ludopatía, trastornos de la conducta alimentaria o pacientes que hayan sufrido accidentes cerebrovasculares.

Los padres del programa, denominado Playmancer, son los doctores Fernando Fernández-Aranda, coordinador de la unidad de Trastornos de la Alimentación del hospital barcelonés de Bellvitge, y Susana Jiménez Murcia, coordinadora de la unidad de Juego Patológico y otras adicciones comportamentales, del citado centro hospitalario.

El doctor Fernández-Aranda, en declaraciones a EL CORREO GALLEGO, explicó que “hemos diseñado una serie de aplicaciones para videojuegos con fines terapéuticos para la rehabilitación de pacientes con distintas patologías, con el objetivo común de lograr cambios tangibles en actitud, conducta y emociones. El fin es poder verificar y constatar la acción beneficiosa del software como terapia adicional”.

Así, el especialista insistió en que “es una opción de tratamiento paralela a las terapias tradicionales, que generalmente funcionan bien, pero que así se verán reforzardas, ya que buscamos una eficacia global”.

De todos modos, el doctor Fernando Fernández-Aranda indicó que “los ensayos clínicos no se iniciarán hasta dentro de unos meses y, en caso de constatar la eficacia de estos videojuegos, será cuando se plantee su implantación como terapia añadida a pacientes de hospitales de toda España y, por supuesto, el CHUS, que es donde ejerce como jefe de servicio de Endocrinología el profesor Casanueva”.

A pesar de no saber qué resultados se obtendrán con estos videojuegos, el experto mostró su optimismo con esta novedosa terapia. “La mayoría de los pacientes objeto de estos videojuegos tienen aspectos subyacentes, son personas que no controlan sus emociones, son muy impulsivas y lo que buscamos es que ganen en autocontrol”.

El especialista barcelonés incidió en que “los pacientes no se llevarán el videojuego a casa para estar ocho horas manejándolo, sino que serán controlados por un terapeuta. Además, en ninguno de nuestros juegos se trata el tema de la comida o de las tragaperras, sino de superar pruebas para conseguir una mayor capacidad de autocontrol”.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario