Costureros y costureras de Santiago: abundancia en plena crisis

Costurera en plena acción

Como suele ocurrir cuando hay crisis… el mal de muchos significa el bien de unos pocos… y no nos estamos refiriendo en este caso a los ricos, a los políticos ladrones ni a los banqueros sin escrúpulos que embargan tantos pisos que no saben ni qué hacer con ellos, sino a un gremio verdaderamente legal como es el de los costureros y las costureras, que en estos momentos están ingresando más dinero que nunca.

La razón es simple: antes al mínimo desgarrón en la ropa, se tiraba la prenda y se compraba una nueva… hoy la cosa ha cambiado: los remiendos están a la orden del día ya que duele gastar dinero cuando algo aún puede ser aprovechado.

Por extraño que parezca, y a la inversa que toda esa chusma que hemos nombrado antes (políticos, banqueros, y demás hacedores de crisis prefabricadas…) los costureros y las costureras se ganan el sueldo del mes ayudando a ahorrar a las familias en vez de enriquecerse empobreciéndolas, por lo que tienen bien merecidos esos cuartos que ahora están ganando y que durante las épocas de bonanza tan difíciles eran de conseguir para ellos.

Esperemos que las cosas vuelvan a la normalidad, pero que la sociedad se acuerde siempre de que hubo un tiempo en que se recurría a ellos y los resultados eran perfectos: dejemos de enriquecer a las multinacionales que tanto nos timan y sigamos dando beneficios a estos profesionales de la aguja y del hilo que tanto bien hacen por la sociedad en tiempos difíciles.

Más información – Negocios en la ciudad

Foto – Torange

Te puede interesar

Escribe un comentario