Chicolino ‘financiará’ el 50% del banquete de su primera boda gay

El restaurante Chicolino de Boiro, que regenta Arturo Fajardo, acogió el año pasado 180 banquetes de boda (una cada dos días) y cerró el ejercicio con una facturación de 5,5 millones de euros. El balance se completa con 200 bautizos y comuniones, 180 cenas de empresa y 5.000 servicios en cáterin de fiestas.

La media de comensales en cada banquete es de 150 personas y el gasto medio por celebración es de 18.000 euros. El récord de celebraciones fue de 18 en una semana y, en agosto, se llegaron a celebrar 40 bodas.

El porcentaje de anulaciones por rupturas de última hora fue del 1% y, por razones laborales, del 4%. Y es que, según Fajardo, el negocio de las bodas no entiende de crisis… económicas.

No solo no se registró un descenso de celebraciones nupciales, sino que tampoco se recortan los presupuestos. Eso sí: el tiempo de espera para conseguir fecha en este restaurante bajó de un año a seis meses.

Al respecto, el empresario recuerda una curiosa anécdota: un cliente pagó 15.000 € a una pareja de novios para que le cediesen la fecha de su banquete y poder cumplir así el caprichoso deseo de su hija. Evidentemente, a la pareja en cuestión su boda le salió gratis. Sin embargo, Fajardo señala extrañado que “nunca hemos organizado un banquete para una boda gay”, por lo que anunció su intención de financiar el 50% de la celebración del primer enlace entre personas del mismo sexo en su restaurante.

Arturo Fajardo asegura que el porcentaje de morosidad entre sus clientes “es del 0%”, pero añade que “no puedo decir lo mismo de algunas administraciones públicas, que sí deben grandes cantidades de dinero”.

La cigala es el producto más consumido en un banquete nupcial y también el que más gasto representa: el 15% del presupuesto. Cada año se consumen en Chicolino 30.000 kilos de cigalas. En medio siglo, no faltaron ni en un solo banquete nupcial.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Valeria dijo

    mi felicitacion por el exito con el restaurante, pero no hay comparacion con la torre de xunqueiras, que es una edificicación única, así que las bodas allí supongo que resultarán inolvidables e incomparables ¿cuando las bodas allí?
    Me faltan 2 años para casarme, pero por supuesto que espero conseguir que mi banquete sea allí.
    En cuanto al 50% de descuento para la boda gay no veo porqué, me parecería mucho mejor hacerle ese descuento a una pareja con pocos recursos, un bautizo de trillizos, o unas bodas de oro, que 50 años de matrimonio con el ritmo que llevamos los van a celebrar un 0,005% de los españoles. Valeria

  2.   Io dijo

    Bueno eu estou de acordo que se financie o 50% da boda homosexual pero tamén para “glorias” coma min debería haber unha subvención.Ja,ja,ja!Un saudo da veterinaria

Escribe un comentario