Centros con programación cultural independiente

«Somos un grupo de compostelás e composteláns decididos a facer activismo cultural na nosa cidade e comarca». Así es como se definen los integrantes de la Gentalha do Pichel, asociación cultural que ha organizado un sinfín de actividades en Compostela desde que comenzaron su andadura en el 2004. Autofinanciados gracias a las aportaciones económicas de sus socios, su actividad se centra -más allá de las simpatías políticas de cada uno de sus socios, que cubren el arco ideológico del nacionalismo- en la organización de las más diversas actividades culturales alrededor de un eje común: la cultura gallega.

Así, y casi de forma semanal, la Gentalha ofrece desde «xantares temáticos» hasta charlas sobre distintos temas, así como rutas culturales o cursos de la más diversa índole. Siete son las comisiones que se han creado en la Gentalha do Pichel: Cultura tradicional e novas creacións, Defensa da lingua, Local, Coñecemento do medio natural, Memoria histórica, Biblioteca y una comisión gastronómica de reciente creación.

Los socios, organizados en estas comisiones, son los encargados de llevar adelante proyectos que han encontrado acogida en la ciudad, como la Festa do Dezassete, organizada en la Alameda el pasado Día das Letras Galegas. Es también la Gentalha do Pichel la que lleva años intentando recuperar la figura tradicional de la Navidad en O Courel: O Apalpador.

De un modo muy semejante se organiza otro de los locales sociales ubicados en Santiago. El Henriqueta Outeiro, de carácter privado, tiene también como razón de ser el intentar difundir la lengua y la cultura gallega en la comarca compostelana. Las actividades que organiza esta asociación cultural también están financiadas a través de las aportaciones económicas de sus integrantes y pasan por coloquios, conferencias o actividades de tipo gastronómico.

Mientras que el Henriqueta Outeiro reconoce ser un local social independentista y comparte locales con organizaciones que tienen como objetivo que Galicia se desvincule del Estado español, la Gentalha do Pichel nunca se ha definido como una organización de estas características.

Además de los locales sociales, el PP ha puesto en el punto de mira la conocida sala Nasa, que desde hace años mantiene en la ciudad una programación cultural estable e independiente con grupos tanto nacionales como internacionales. Los populares acusaron hace unos meses al local de dar acogida a una fiesta en la que se iba a rendir homenaje a los independentistas Ugio Caamanho y Giana Rodrigues, que habían sido condenados por la Audiencia Nacional debido a la colocación de un artefacto explosivo en una sede de Caixa Galicia en julio del 2005. Con motivo de aquel acto, además, el Concello había pedido a la Fiscalía que investigase si procedía prohibirlo.

La plataforma organizadora de la Festa pola Liberdade, Que voltem à casa!, aseguró en su momento que el acto no iba a ser un homenaje a ningún preso y que la única vinculación de la Nasa con la fiesta era que habían alquilado las instalaciones. Finalmente, la Audiencia Nacional dictaminó que no veía indicio de delito en la celebración de la fiesta y se llevó a cabo.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario