‘Cazan’ a un joven al que el juez dictó 8 meses de retirada de carné

La Policía Municipal sigue colaborando con la DGT en el control de la circulación viaria. Así, ayer pusieron su nuevo coche radar en la avenida de Lugo y empezaron a vigilar los coches que pasaban por allí desde las diez de la mañana hasta el mediodía. En total se contabilizaron 1.057 vehículos, que subían por este vial en dirección al centro ciudad. “Veinte de ellos fueron denunciados por exceder la velocidad reglamentaria”, informaron fuentes del cuartelillo de la Policía Local.

El automovilista más veloz alcanzó los 101 kilómetros por hora, seguido de dos conductores que pasaron por este tramo a 94km/h, aunque también hay que decir que un buen número de los infractores circuló por este tramo controlado con la aguja de su velocímetro situada en los 90, aunque en esta carretera, considerada vía urbana, no se pueden superar los cincuenta kilómetros por hora.

Tras este trabajo en la avenida de Lugo, los agentes compostelanos se fueron por la tarde al Polígono del Tambre. Estacionaron su coche radar en la vía Edison y allí permanecieron una hora. En ese tiempo “controlamos 95 vehículos”, dicen. Pero ninguno de ellos superó los cincuenta kilómetros por hora reglamentarios.

Y la jornada no acabó aquí, porpue la Policía Local también llevó a cabo un control sorpresa en Pontepedriña. Esta vez no se trataba de averiguar a qué velocidad pasaban los coches, sino en “parar aleaoriamente a alguno de los turismos que transitaban por esta vía”, explican a este diario alguno de los responsables de esta campaña.

El trabajo dio su fruto. Y es que los policías tuvieron la fortuna de ordenar detenerse a un joven de 23 años. Éste, según pudieron comprobar los agentes, conducía sin carné. Se lo habían retirado después de que un juez lo condenase a quedarse sin el permiso de conducción durante ocho meses.

Desde la Policía Municipal informan que los próximos días se continuarán realizando este tipo de controles de tráfico en las carreteras de Santiago.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario