Camareros nocturnos en Santiago, un trabajo muy estresante

Caña de cerveza

Una de las partes buenas de que en Santiago haya tantos universitarios es la gran cantidad de empleo que ello genera en el sector de la hostelería, siendo los bares y los pubs una de las opciones más recurridas por jóvenes de ambos sexos de la capital gallega que quieran o necesiten ingresos, ya sea para pagarse sus estudios, mantenerse o simplemente para pagar sus gastos.

Sin embargo, la parte mala de que haya tanta fiesta redunda también en estos jóvenes que acceden a empleos de camareros y que se ven abocados a trabajar por la noche. Y es que el alcohol no sienta igual de bien a todo el mundo, y por desgracia no son pocos los que al beber se ponen demasiado pesados o agresivos y acaban empañando la diversión de la gran mayoría, que para nada lleva a cabo este tipo de comportamientos.

Desde esta web queremos hacer un llamamiento a todos aquellos fiesteros que molestan o entorpecen el trabajo de los afanados camareros y camareras de la ciudad con sus estupideces de borrachos faltones: habéis de saber que quien os sirve las copas no está de fiesta como vosotros, sino que está trabajando para levantar este país (que tan a pique se está yendo últimamente) y para ganarse con el sudor de su frente (y por lo que se ve también con su paciencia) el pan de cada día.

No intentéis haceros los graciosos, no tratéis de vacilar a quien os sirve la copa ni tiréis los tejos insistente y maleducadamente a la camarera o al camarero de turno que tantas veces os ha rechazado ya: disfrutad de vuestras consumiciones en compañía de los vuestros, que para algo es vuestro momento de relax… pero ser conscientes de que quien está detrás de la barra no está descansando ni divirtiéndose sino que está trabajando.

Seguro que así le hacéis más llevadera la jornada laboral a estos buenos trabajadores.

Más información – Profesionales de Santiago

Foto – La guerrilla culinaria

Te puede interesar

Escribe un comentario